DARPA, compañía estadounidense que durante 60 años ha realizado inversiones en tecnología de vanguardia para la seguridad nacional, le apuesta a mejorar los sistemas de aprendizaje automático.

Hoy en día, son capaces de automatizar tareas cada vez más complejas y servir como una herramienta para los operadores humanos.

Sin embargo, a pesar de los avances recientes, un componente crítico de la Inteligencia Artificial (IA) permanece fuera del alcance: El sentido común de la máquina, definido como “la capacidad básica de percibir, comprender y juzgar las cosas que comparten casi todas las personas”.

El sentido común constituye una base fundamental para la forma en que los humanos interactúan con el mundo que los rodea. Poseer este conocimiento básico esencial podría generar un avance significativo entre la asociación simbiótica de humanos y máquinas, pero articular y codificar esta capacidad no es una tarea fácil.

“La ausencia de sentido común impide que un sistema inteligente comprenda su mundo, se comunique de forma natural con las personas, se comporte de manera razonable en situaciones imprevistas y aprenda de nuevas experiencias”, afirma Dave Gunning, gerente de programas de la Oficina de Innovación de la Información (I2O) de DARPA. “Esta ausencia es quizás la barrera más importante entre las aplicaciones de inteligencia artificial estrechamente enfocadas que tenemos hoy y las aplicaciones de inteligencia artificial más generales que nos gustaría crear en el futuro”.

La exploración del sentido común de la máquina no es un campo nuevo. Desde los primeros días de la IA, los investigadores han realizado una serie de esfuerzos para desarrollar enfoques basados en la lógica para el conocimiento y el razonamiento, así como medios para extraer y recopilar el conocimiento del sentido común de la Web.

Si bien estos esfuerzos han producido resultados útiles, su fragilidad y falta de comprensión semántica han impedido la creación de una capacidad de sentido común ampliamente aplicable.

En los últimos años, un progreso significativo en IA en varias dimensiones ha permitido abordar este difícil desafío hoy. DARPA ha creado el programa Machine Common Sense (MCS) para desarrollar nuevas capacidades.

MCS explorará los avances recientes en la comprensión cognitiva, el procesamiento del lenguaje natural, el aprendizaje profundo y otras áreas de la investigación de la IA para encontrar respuestas al problema del sentido común.

Se buscarán dos enfoques para desarrollar y evaluar diferentes servicios de sentido común de máquinas, creando modelos computacionales que aprenden de la experiencia e imitan los dominios centrales de la cognición definidos por la psicología del desarrollo, los investigadores buscarán desarrollar sistemas que piensen y aprendan como lo hacen los humanos en las primeras etapas de desarrollo.

El esfuerzo de sentido común es parte de la gran inversión de $ 2 mil millones de DARPA en IA en múltiples frentes, pero no buscan duplicar o competir con empresas como Google, Amazon y Baidu, que han invertido mucho en las aplicaciones de inteligencia artificial.

Fuente: DARPA