Los días en que las marcas podían operar sin tener en cuenta los comentarios de las personas parecían la Edad Media. ¿Qué tal la vida sin Amazon, Uber, Facebook o Apple?. Estas empresas diseñaron sus modelos de negocios en torno a la experiencia humana.

La experiencia basada en personas es una fuente de ventaja competitiva única. Hoy es el costo de entrada para las compañías, quienes tienen el desafío de evolucionarla constantemente.

La tecnología y el acceso sin precedentes a la información están impulsando un cambio de poder de las empresas a las personas, creando historias de marca en función de sus interacciones con productos y servicios, y no al revés.

LA EVOLUCIÓN DE HX

HX es una evolución que exige un nuevo mandato y estructura operativa, dentro de una empresa requiere conexiones emocionales que van más allá de la necesidad básica o la razón del consumidor.

Las personas encuentran significado en la creación de cosas, si la creación es el valor humano, considérelos como un grupo de creadores.

Las empresas que priorizan HX pueden ofrecer experiencias significativas que crean relevancia y valor con sus clientes, tienen la misión de la exploración constante de patrones y datos para estudiar sistemáticamente los valores humanos cambiantes.