WI-FI VS LI-FI

¿Cómo funciona Li-Fi?

Li-Fi y Wi-Fi son bastante similares ya que ambos transmiten datos electromagnéticamente. Sin embargo, Wi-Fi usa ondas de radio, mientras que el Li-Fi funciona con ondas de luz visibles.

Li-Fi es un sistema de comunicaciones de luz visible (VLC). Esto significa que acomoda un fotodetector para recibir señales de luz y un elemento de procesamiento de señal para convertir los datos en contenido ‘transmisible’.

Una bombilla LED es una fuente de luz semiconductora, en donde la corriente constante de electricidad suministrada a una bombilla LED puede sumergirse y atenuarse, subir y bajar a velocidades extremadamente altas sin ser visible para el ojo humano.

Si se introducen datos en una bombilla LED (con tecnología de procesamiento de señal) para envíar datos (incrustados en su haz) a altas velocidades al fotodetector (fotodiodo), los pequeños cambios en la atenuación rápida de las bombillas LED se convierten por el “receptor” en señal eléctrica.

La señal se convierte de nuevo en una secuencia de datos binarios que reconoceríamos como aplicaciones web, de video y de audio que se ejecutan en dispositivos habilitados para internet.

Fuente: www.c.mi.com

Mientras que algunos pueden pensar que el Li-Fi con sus 224 gigabits por segundo deja a Wi-Fi en el polvo, sus señales no pueden pasar a través de las paredes, por lo que no podrías disfrutar de una conectividad total, sería necesario colocar bombillas LED aptas en toda la casa.

Li-Fi requiere que la bombilla esté encendida todo el tiempo para proporcionar conectividad. Sin embargo, proporciona mayor seguridad que Wi-Fi, eliminando por completo los problemas asociados con redes de banda ancha compartidas y sobrecargas.

Debido a sus impresionantes velocidades, Li-Fi también podría tener un gran impacto en Internet, con datos transferidos a niveles mucho más altos e incluso con más dispositivos capaces de conectarse entre sí.

Fuente: www.techworld.com