VR y Dolor

La Realidad Virtual sorpresivamente ayuda a pacientes con crisis de dolor

La solución que nace para tratar el dolor y el desmedido uso de fármacos.

Los opiáceos son medicamentos usados para aliviar el dolor afectando las áreas del cerebro que controlan las emociones, su abuso ha desencadenado serias adicciones que han cobrado miles de muertes. Más de 100 estadounidenses mueren cada día por sobredosis, miembros del gobierno piden a Trump que declare el estado de emergencia ante la epidemia de éstos fármacos que generan alta dependencia y adicción.

¿Quiénes son los culpables de la Crisis? Múltiples contribuyentes, compañías farmacéuticas, proveedores codiciosos y la ignorancia de quienes recetan los tratamientos.

Ante la crisis del abuso de fármacos que alivian el dolor, nace una nueva alternativa de solución para tratar afecciones que generan dolor crónico o leve, REALIDAD  VIRTUAL.

Fuente: AppliedVR

Su uso no es algo nuevo, a mediados de los 90, el psicólogo cognitivo Hunter Hoffman desarrolló SnowWorld, un videojuego donde la nieve es protagonista para reducir los niveles de dolor en pacientes que han sufrido quemaduras y que sufren niveles extremos de dolor agudo.

El videojuego creado por Hoffman no ha sido el único en el mercado. La compañía AppliedVR trabaja para comercializar software de realidad virtual que ayudan a reducir dolores físicos.

Cuando sentimos cualquier tipo de dolor, centramos toda nuestra atención en ello. La realidad virtual distrae al paciente por medio de experiencias inmersivas que lo alejan del mundo que lo rodea.

Otras herramientas digitales como un televisor o celular también pueden generar distracción pero hacen que el usuario recupere el enfoque en cualquier momento para pensar en su afección.

Fuente: AppliedVR

La VR podría ser una alternativa para reemplazar el uso de opioides. Un estudio demostró que su uso es el doble de efectivo que el de fármacos como la morfina, su desarrollo es prometedor con un alto potencial es por esto que AppliedVR investiga constantemente para adquirir datos clínicos que demuestren es una opción de tratamiento viable, dirigiendo su atención al dolor crónico y leve con el  desarrollo de métodos tomados de otros tipos de terapias cognitivo-conductuales y técnicas basadas en mindfulness para que los pacientes aprendan a controlar su respiración y aumenten la relajación para hacer frente al dolor. 

Fuente: SingularityHub